jueves, 12 de enero de 2017

NAVIDADES y OTRAS LOCURAS

Ayyyy! disculparme por los retrasos, pero entre unas cosas y otras he estado a tope... demasiados sentimientos, situaciones y vivencias, para estallar. La pena que no sea siempre para estallar de felicidad. Pero bueno, estamos en pie... así que, ¿qué más puede pedir mi rechoncho body?

Al final, de mi carta, el Barbas me cumplió con dos cosas: una que quería mucho y otra a la que quiero bastante.

¿Os preguntáis que es? Os lo cuento, os lo cuento...

Llegó mi Floki-Funko y mi hermana Atena. 
¡Qué alegría!

Sobretodo por Floki... que cuerpo, que cara... que manera de decir "Te quiero Ragnar Lothbrok"... Lo deseaba tanto, lo quería tantooo... No le esperaba la verdad. Cuando el día 25 amaneció en casa, casi me da un parraque.


Aún no me he atrevido a pedirle de salir. Solo le pedí que me aconsejase como hacerme la linea de ojos tan molona que él lleva. A ver si saco ánimo porque lo veo tan guapo que se me paraliza el cuerpo. 
El otro día, lo encontré haciendo pilas de madera en un rincón de casa, y me contó que quería hacer un barco vikingo tamaño gato porque  se quiere ir con Bubi (el gato de la familia) a conquistar las tierras del Mediterráneo. 
Me quedé un poco parada... a veces tengo la sensación de que vive en otra época. Este no se ha dado cuenta que el Mediterraneo esta conquistado por los miles de autobuses de la Imserso. Ya va tarde...
Pero oigannn, valió la pena esa conversación solo por verlo todo sudado y sin camiseta... creo que me lo estaba imaginando enrollado en finas tiras de panceta... 
¡Odin, no me castigues si me como a tu Vikingo! Pero el plástico es débil. Y ese muchacho... ¡¡¡ está muy bueno!!
Así que aquí la menda, se va a callar lo de la Imserso y que siga haciendo pilas de madera sin camiseta. Total el gato como a penas habla, mantendrá el hocico callado. O con unos Catisfactions, me encargaré de que siga calladito.

Ah! también llegó mi hermana. Ella llegó con un poco de retraso. Dice que se ligó a tres tipos que venían de Oriente, y que la acercaron hasta aquí. Venía la tía, super cambiada. Se había teñido el pelo de mil colores... y ahora que no me lee, os diré que está hecha un Tocinete. Menuda Atenea... jajajaja... esta redonda como una sandia... 
Pero bueno, a pesar de ser mi hermana gemela, y parecer un manatí, la quiero bastante.
Creo que es obvio comentar que yo soy la guapa de las dos. 
Sino, ya me diréis. 


Esta es Atenea... ¿veis que rellenita?? Me debe tener una envidia horrible. 
Mi cuerpo es lujurioso y redondito, y muyyy sabroson... ^^ Pero rendonda en su justa medida, sin llegar al exceso de parecer un albóndiga. Perfecta. 

Pero es guapa la jodía... muy guapa. Que se note que somos gemelas. ¡Leches!
La verdad que se está adaptando bastante bien. Le quise regalar el collar de Panceta de tita Nezumi, pero la mangui de Charlotte lo llevaba puesto, y por no arrancarle los faceplates, me callé. 
Ya os pasaré foto de Charlotte, ¡¡menuda tiparraca!!! Lo peor es que el colgante le queda guapísimo.
Ya le daré alguna sorpresa a Atenea. Que ha venido para quedarse. Así que como no me case con mi sueco... no me la voy a quitar de encima... ¡ni con agua hirviendo! Como me dice Margot... jajajaja

La semana que viene prometo contaros alguna aventurilla más.
Ahora de momento me meto en la cama, estoy un poco cansada de hacer de guía turística de mi hermana. Me roba mucho tiempo, porque la niña quiere ver todo monumento de nuestra ciudad (ignorante, el mayor lo tiene en casa, sudado y sin camiseta... pero ella dice que es más de Rollo).

¡Qué descanséis! 


Un abrazo bien calentito para todos, que se dice, que mañana bajan las temperaturas en picado.

No seáis buenos...
Ay! quería decir... no seáis malos...
Bueno, sed como os dé la gana. Pero nunca perdáis vuestra esencia. Y sed felices. Qué la vida es demasiado corta... 

Panceta.