lunes, 2 de octubre de 2017

INTRODUCING LADY PIEROGI (1a parte)

¿Quién es lady Pierogi? 

Lady Pierogi realmente no se llama así, se llama Ania. Pero ya me conocéis. Soy una cachonda y me encanta poner motes a mis amigas. Igual muchos de vosotros tampoco lo sabéis, pero yo, realmente, tampoco me llamo Lady Tocinete sino Atenea. O mi hermana gemela, que su nombre real es Moon, no Panceta. :)

A lo que iba... la historia de Ania empezó este verano. 

Este agosto, cansada del agotador año de trabajo (escribiendo imparable e incansable este blog), decidí hacer una escapada y conocer un poco de mundo.

Mi destino elegido fue Polonia, aunque previamente hice una parada en Berlín.

Me apetecía mucho hacer un parón en la capital alemana. Me habían avisado que los hombres alemanes tendían a ser grandes y fuertes. Así que, evidentemente, tenía que ir si, o si.

Mi llegada a Berlín fue tranquila. A pesar de las huelgas convocadas en el aeropuerto, todo fue tranquilo y sin ningún altercado. 


Mi hotel estaba muy cerca de la Torre de Televisión. Me fascinó estar debajo. La había visto en la peli de Good Bye Lenin, y ahora que por fin, estaba delante... ¡Fue increíble! Recorrí las calles con una casi permanente sonrisa. En un momento que posé en las escaleras de la catedral, algunas personas se acercaron a mirarme de cerca, exclamando "so beatiful"...

Juzgad vosotros mismos.



Vale, podéis limpiaros la baba. Salgo preciosa en la fotografía. :)



Además de pasear por las calles berlinesas y disfrutar de todos los recovecos históricos que ofrece la ciudad, no os voy a mentir, también disfrute de los alemanes. Imaginadme, yo haciendo cola en el Burgermeister, comiéndome una deliciosa hamburguesa y viendo esos rubiazos imponentes... eso fue el cielo. De verdad, os juro que aquello era el cielo terrenal. 
Creo que mi pullring nunca había ido tan loco... vuelta tras vuelta... mis eyechips igual... girando y girando... ¡un placer para los sentidos!

Además de buena comida, buenas experiencias culturales, y buenas vistas, os tengo que contar que probé unas bebidas refrescantes sin alcohol, autóctonas del país. 
¡Menuda resaca de burbujas!


La Fritz. Probé la de sabor cola y la de sabor melón. Y de verdad que valió la pena probarlas. ¡Deliciosas!!

Hice una escapada a Postdam. Me gusto mucho pero os tengo que decir, que lo que más me gusto fue el guía. Se daba un ramalazo a mi amado Floki. Me encantó el trayecto que compartí con él. Intenté guiñarle un ojo pero creo que de tanto giro sin control, mi mecanismo de ojos estaba encallado. 
Realmente la visita valió la pena. Entendí y descubrí muchas cosas que desconocía, y eso me encantó.

Los días pasaron por Berlín sin mucha novedad más: Callejeando, probando comidas, bebidas, visitando sitios... hasta llegar al día de mi partida hacía Cracovia.

Quizás no me vayáis a creer pero estaba muy nerviosa. ¿Polonia? La gente me había preguntado mi decisión de visitar Polonia. No sabía que decir. Había algo que me hacía ir ahí, no sé explicar el porque.
Y cuando pisé tierras cracovianas... algo me dijo que esa ciudad iba a ser realmente especial. Si que es verdad, que llegué tarde al Hotel después del viaje, pero me dí una buena ducha y me fui a cenar alguna cosa. Y sus calles eran como si hubieran formado parte de mi en algún momento. Tal vez en otra vida kekil pasada... no sé...


Creo que no hay una esquina que no me haya gustado de Cracovia. Todo era majestuoso. ¡¡Tan bonito!! 
Uno de los primeros sitios en los que decidí perderme fue el Castillo de Wawel. Allí visité la Catedral, los Apartamentos Reales, los Jardines Reales, otras salas con exposiciones, y disfruté de unas vistas excelentes. Pero os voy a confesar que la mejor visita del recinto del castillo, fue la de la Cueva del Dragón.
Allí conocí a Mr. Dragoncito, y me explicó la leyenda de su tatarabuelo. Según me contó, hace muchos siglos, en las tierras polacas gobernadas por el príncipe Krakus, empezaron a suceder hechos muy extraños que nadie lograba comprender.

Un día, sin saber por qué, comenzaron a faltar personas que vivían en los pueblos colindantes, gente que de repente un día se esfumaba y de la que nunca jamás se volvía a saber nada. Por si esto fuera poco, los pastores empezaron a notar también que, cada vez que hacían recuento de ovejas, en sus rebaños siempre faltaba alguna.

Los habitantes de la zona estaban desconcertados ¿Cómo era posible que personas y animales desaparecieran como si se los hubiese tragado la tierra? Algo iba mal, pero nadie tenía ni idea de cómo solucionar el misterio.

Un día, un muchacho que paseaba por la colina, descubrió una enorme cueva tapada por unos matorrales. Asomó la cabeza y se quedó paralizado de miedo: allí dentro dormía un dragón verde de piel brillante y tamaño descomunal .Tenía un aspecto que daba pavor y cada vez que roncaba, las paredes de la cueva vibraban como si fueran de papel.

Temblando como un flan salió pitando de allí y bajó al pueblo más cercano para avisar a todo el mundo. Después, fue al castillo para comunicárselo también al príncipe Krakus, quien consciente de la terrible amenaza  que suponía el reptil alado, mandó a los soldados más valerosos de su ejército a luchar contra él.
Pero por lo visto el dragón era fuerte y ágil. Y or lo que vi, el joven Mr. Dragoncito, a pesar de su juventud, también aparentaba ser fuerte y ágil. Pero por el contrario, nada temible, y además según me contó, vegano por convicción.

Por lo visto, un grupo enorme, armado hasta los dientes,  tomó rumbo a la colina con una única misión: ¡abatir al temible enemigo!  Pero el dragón, que ya estaba despierto, vio que el ejército se acercaba e intuyó que iban a por él. Muy airado, salió de su guarida, cogió aire y los expulsó de allí lanzando bocanadas de fuego por su enorme boca. Los soldados salieron volando como muñecos de trapo, envueltos en una especie de huracán caliente y con el culo un poco chamuscado.

Evidentemente, la operación resultó un fracaso. El dragón era demasiado fiero, demasiado fuerte y demasiado peligroso como para acercarse.

El príncipe Krakus, como último recurso, promulgó un bando real: quien consiguiera vencer al  monstruo, se casaría con lo que él más quería: su dulce hija Wanda.

Una noticia de tal magnitud no tardó en extenderse como la pólvora y llegó a oídos de un joven y guapo zapatero. El muchacho, que era muy humilde pero inteligente como el que más, decidió intentarlo y elaboró un plan infalible.
Consiguió la piel de un borrego, la rellenó con azufre y alquitrán, y por la noche, cuando el dragón dormía, la colocó en la entrada de la caverna. En cuanto se despertó de su profundo sueño, el animal vio la falsa oveja, se relamió y la devoró con ansia.

La comió tan rápido y con tantas ganas, que al terminar sintió mucha sed y bajó al río Vístula a beber. El agua penetró a borbotones en su inmenso estómago, y al entrar en contacto con el azufre y el alquitrán que se había zampado sin darse cuenta, la tripa le explotó en mil pedazos.
El zapatero fue aclamado como un auténtico héroe y recibió todos los honores posibles, aunque el mejor de todos los premios, fue casarse con la hermosa princesa Wanda. Dicen que fueron muy, muy felices, durante toda la vida.



Así que de esta forma el tatarabuelo de Mr. Dragoncito fue abatido. Él me contó que entendía perfectamente que hubieran acabado con él. 
Me pareció un tipo muy simpático. Muy hippie también y con una filosofía de vida muy liberal y abierta. Ha viajado por todo el mundo y había venido solo a Cracovia a cobrar los beneficios del negocio de derechos de imagen de su tatarabuelo, ya que venden dragoncitos por toda la ciudad. Es el emblema de la ciudad.
Le propuse venirse a Barcelona y aceptó. Ahora está viviendo en una tienda de campaña en el jardín Botánico de Montjuich, y es muy feliz.

Otra de las cosas que me marcó de Cracovia fue el barrio de Nowa Huta. Este barrio fue concebido para que funcionase como una ciudad independiente, siguiendo el esquema arquitectónico comunista, para que pudieran vivir un gran número de trabajadores de la gran siderúrgica ubicada en la zona. La idea era que aquella ciudad pudiera ser beneficiosa en la vida de todos esos trabajadores. Al final, después de alguna que otra revuelta, quedo anexionada como un distrito más de la ciudad.


En este barrio me chocaron los edificios, todos tan iguales y tan grises. Las tramas de las calles formando una especia de media estrella. Me daba respeto. Nada de turismo. Ni olerse. Ciudadanos reales de Cracovia.


Y así fue como, paseando por este entramando de regusto socialista, me toque con una morena de ojos claros. Estaba tomando una cerveza enorme y una gran tapa de algo parecido a unas empanadillas hervidas. La miré y me regaló una cálida sonrisa. Me quedé unos segundos más al lado de la ventada del Restaurante, y decidí saludarle con un ligero movimiento de mano.




Era como yo. Una blythe. Pero una blythe polaca.
Entré al restaurante y me quedé perpleja porque parecía que aquellos años de comunismo siguieran intactos en aquel local. 
Miré a la camarera y haciéndome entender con mi torpe inglés, le pedí si podía sentarme en la terraza. Amablemente me indico que sí, y me informo que en breve venía a tomarme nota.

De un pequeño salto, me senté en una silla y miré a mi alrededor.
¡Cuánta belleza! Quizás no había ningún monumento histórico sorprendente, pero el poder viajar al pasado sin moverme de mi silla, me fascinó.
Pedí una cerveza y señalé con disimulo a la mesa de la blythe morenita que me había sonreído, y le indiqué el platillo de esas empanadillas. La camarera apuntó y me dijo "ruski style".

La blythe morenita cojió su plato y su copay se acercó a mi mesa, y me dijo sonriendo "Pierogi". Y yo con mi chispa habitual, le sonreí también y añadí "Tocinete".

Se sentó a mi lado y me pregunto con un inglés muy buena cual era mi ciudad, y para mi sorpresa al decirle que era de Barcelona, se puso a hablarme en un impecable español.
Me explicó que ella no se llamaba Pierogi, como yo pensé, sino Ania. Era natural de Nowa Huta y como cracoviana, era una ciudadana orgullosa de su ciudad y del continuo atropello y tormento de su país.
Le expliqué que yo era Atenea pero que me hacía llamar Lady Tocinete por mis lorzas. Y que tenía una hermana gemela que se llamaba Moon, pero que yo la llamaba Panceta.

Y desde ese día, recorrí toda Cracovia acompañada de mi amiga Pierogi. Bueno, de Ania, quería decir... y así amig@s es como el destino quiso que compartiera camino con Pierogi (lo siento Ania, para mi eres Pierogi desde que te ví, por primera vez).  
Y la liamos con el cuerpo policial cracoviano... y bueno, varias trastadas más hicimos... :D

En breve os continuaré explicando mis aventuras por Polonia, por ahora, me voy a ir despidiendo... Panceta y Pierogi me están esperando porque nos vamos de cenita y coctel.

Un abrazo a todos los que me leéis y agradeceros vuestro cariño.

Atentamente,
Lady Tocinete.



miércoles, 27 de septiembre de 2017

50 UNICORNIOS PARA MARÍA

Hacía días que no podía ponerme con las entrevistas. Estube unos días de vacaciones, las cuales ya os contaré, porque me pasó de todo. Conocí a gente muy guay. Sobretodo os hablaré de Ania, aunque yo la llamo Lady Pierogi... pero bueno, paso a paso.

Ayer me llamó María Jesús para decirme que se pasaba a desayunar por casa. Que no me anduviera con "mariconadas" y le preparase una buen batido y un buen pastel, que sino, no me decía ni mu.
¡Qué jodía!
Pero es tan cuqui, que soy incapaz de no pasarme toda la noche cocinando para ella. He preparado una Cheescake, una Carrot cake y una Red Velvet. He preparado smoothie de frutos rojos, batido de chocolate y batido de fresa.
Creo que quedará contenta.

Toc Toc Toc

Toc Toc Toc

Esa debe ser María.


MJ: ¡Hola Toci! tenía ganas de desayunar contigo. Solo hablábamos virtualmente. Ya era hora de pasar un rato juntas..

LT: ¡Qué ojazos! ¿Por que eres tan guapa?
MJ: ¿Yoo? ¡Qué dices! Soy normalita
LT: ¿Normalita? Esos ojos me estan dando ganas de arrancártelos y cambiártelos por unos de mis eyes chip...
MJ: ¡Toci! ¡Qué salvaje!
LT: ¿Un pedazo de tarta?
MJ: ¡Póngame mil!

Me va a salir cara... ya lo veo... si lo llego a saber me voy a su casa a hacerle la entrevista. Antes de darme cuenta ya estaba pasando su dedito por las tres tartas. Aunque la verdad... ¡es tan adorable!

La dejaré que disfrute y me añadiré al festín.

LT: ¿Qué te parece si comemos con la manos y bebemos a morro de las jarras?

MJ: Me parece una solemne marranada, pero por hoy, está bien. ¿Nadie nos vé, no?
LT: El gato. Pero ese está averiado de la cabeza, así que siéntete sola.

MJ: ¡Genial! ¿Empezamos?


LT: Seeeeee... a ver, ¿cuál es tu película favorita?

MJ: Pues me encanta Mamma mia … podría verla 24 horas sin cansarme <3
LT: ¿Quieres que te cante un poco?
MJ: No Toci, tienes la boca llena... casi mejor, pregunta solamente.

LT: Ojú! que mujé... a ver, ¿tu serie preferida?

MJ: Gossip Girl me encantó ! Y Chuck estaba para mojar pan… mmm...
LT: ¿Tios buenos? OMG! Me la apunto la serie en pendiente. Tú dices "pa mojar pan, y yo digo vamos pallá"

MJ: Ya me habían avisado que eras una salida...

LT: ¿Perdona? ¿Qué dices?
MJ: Nada, que la cheescake está deliciosa...

LT: Vale, vale... a ver, ¿algo que odies?

MJ: La gente hipócrita… y que no haya cosas ricas para comer...

LT: Desde luego... ¿Y alguien a quien odies?

MJ: Nadie =D Soy feliz siempre y tengo tan mala memoria que se me olvida si estoy enfadada...
LT: Yo tampoco odio a nadie, bueno... si... a la novia de mi Gustaf... ¡petarda!
MJ: TOCIIIIIII...

LT: ¿Y un secreto bien guardado?

MJ: ¡A ti te lo voy a contar!.. mmm… creo que lo había puesto por aquí…

Le saco la lengua... Sé que me lo dice de broma.


LT: ¿Un vicio inconfesable?

MJ: Mojar las galletas en nutella… *W*
LT: ¡Buen vicio! Pero yo cambio las galletas por cuerpos musculado y atléticos... XDDDD
MJ: Mira que no me sorprende.. a mi tampoco me parece malo el cambio. Pero esta frase no la publiques, ¿Ok?
LT: Noooo, nooo... será nuestro secreto.

Y el de todo facebook, e instagram. Pero no pasa nada. A ver, seamos sinceros. Las galletas están muy bien... pero... nom nom nom... dame un Floki y dame Nutella... y ¡aprended muñecos!

Ay! Virgen santísima de la Trinidad! Se me saltan los eyechips de la emoción!!!
Decido dejar de ser una pervertida y continuar con la entrevista.

LT: ¿Un miedo?

MJ: Los sitios oscuros

LT: Tu color favorito.

MJ: El rosa <3 y si tiene purpurina y brilla mejor.
LT: ¡unicornios rules!
MJ: yeah!

LT: Sigamos... Tu “no color”

MJ: un color que no es color? La purpurina !!

LT: Y cambiando de tercio. Dime una lectura que te hizo llorar.

MJ: Si yo lloro hasta con los anuncios de detergente… imagina con un libro… Harry potter y la orden del fénix… lo pasé fatal con la muerte de Sirius...

LT: Es verdad! No recordaba que amabas la saga Harry! ¿Y una peli que haya hecho dormirte?

MJ: La última de piratas del caribe.. ¡que tostón!
LT: Si, ya no se salva ni Deep.

María me sonríe. Sé lo que piensa. No dice nada pero sé que en su pensamiento aparece la nutella y Jack Sparrow. Pero voy a disimular.

LT: Tu rutina al llegar a casa. Cuéntame.
MJ: Caminar empanada escuchando música… intentando no acabar en Cuenca xD

LT: ¿Algún sueño de cuando eras niña?

MJ: Quería tener un pony… como Lisa

LT: Así que eres fan de los ponys, no? Y a parte...¿algo de lo que seas muy fan?MJ: las cosas cuquis y monísimas

LT: ¿te molo yo, no??
MJ: ¡Soberbia! Tráemee unos batiditos de esos tan ricos...

LT: Tu estación favorita.

MJ: Pues si el metro me dejara en Camden… en esa pararía mucho
LT: Touché! acabas de quedarte conmigo. Pero yo también me iría a Camden. D hecho cualquier recoveco de Londres me está bien. ;)

LT: ¿Una canción?

MJ: I’ll make a man out of you de Mulan <3

LT: Pero que cuqui eres... y de pequeña, ¿eras fan de algún grupo o canción

MJ: Aqua ! I’m a barbie girl… in a barbie wooorrllllddd
LT: "Life in plastic, it's fantastic
You can brush my hair, undress me everywhere
Imagination, life is your creation"

Nos ponemos a bailar... subidas en la mesa. El gato nos mira y menea la cola. Veo a Pierogi que asoma la cabeza por la puerta de la habitación, supongo que sorprendida de los gritos al son de Aqua. Pero menuda risa...

LT: Esta canción me va que ni pintada. Especialmente "undress me everywhere"
MJ: Toci de verdad, yo que soy una buena chica y estás haciendo que me salga una vena un tanto retorcida y oscura.
LT: baila, baila... uohhhh! uohhh!!
MJ: Toci, ¿te importa si seguimos?
LT: Mejor, mejor... que ya empezaba a tener ganas de quitarme la ropa y bailar...
MJ: bufff... 

LT: A ver, ¿por dónde íbamos? Si pones la tele, ¿qué ves?
MJ: Pasapalabra o cualquier cosa que pongan por Neox
LT: Me alegra saber que no ves Vikings. Ahora todavía me caes mejor.
Te he oído decir mil veces “he dejado de … pero… “
MJ: Cada semana intento dejar de beber cerveza… pero aparece delante de mi … y claro… yo no quiero.. pero no puedo hacerle un feo....
LT: te habla, no?
MJ: jajajajaja... más o menos...

LT: Tu mayor virtud.
MJ: Soy super happy
LT: Me encanta eso de las personas. ¡déjame que te de un mordisquito en los carrillos!!
MJ: Va... tonti, pero solo uno...

LT: Tu mayor defecto.
MJ: Soy un desastre xD

LT: jajaja. Tu comida favorita
MJ: Toda la que sea muy rica.

LT: Algo de comer que odies profundamente.
MJ: Las espinacas >< Puaaaj.. imagina que me salen los brazos de Popeye.. T_T que yuyu
LT: jajajajaja... a mi la verdura me parece que solo sirve para decorar. Me gusta comer con las manos y que me chorren los carrillos.
MJ: ¡Cómo te entiendo! jajajaja

LT: La frase o coletilla que más usas.
MJ: …  por culo

LT: Si pudieras escoger un sitio donde vivir, ¿Dónde te gustaría?
MJ: Mmmmm.. en una mansión rodeada de unicornios y comida rica rica
LT: ¿sabes que eso tomando una pildorita de color, puedes conseguirlo?
MJ: ¡Toci por dios! Te hablo en serio.
LT: Yo también... jajajaja ¿Cuál es la prenda favorita de tu armario?
MJ: Los vestidos cuquis y las falditas rollo años 50

LT: No salgo de casa sin…
MJ: El móvil, aunque me suelo dejar la cabeza así que nunca se sabe...

LT: No puedes vivir sin…
MJ: Comer algo gordo y rico a menudo.
LT: jajajajajaja
MJ: ¿porque te ríes Tocinete?
LT: Nada, nada..
MJ: Te estas poniendo hasta roja. ¿Qué pasa?
LT: Nada, nada... tu resp... nada, dejalo...
MJ: ¡¡POR FAVOR! ERES UNA DEGENERADA, TOCI!
LT: Si, lo asumo. Pero es que me lo has puesto a huevo para que mi pure nemo gordito se ponga a temblar como unas maracas.
MJ: ¡Salidorra!
LT: Sigamos... jajajajaja
MJ: Deja de reirte
LT: si tú también te estas riendo...
MJ: Es que tienes un peligrooo...

LT: Ya claro. Solamente yo... siempre la Toci es la puerquita...
¿Algo que te guste mucho?
MJ: Comerrrr

LT: ¿En que invertiste tu día de ayer?
MJ: Trabajar, y luego tenía un cumple y la birra se me fue de las manos… al estómago concretamente…

LT: ¿Y mañana?
MJ: Espero poder ir al cine =) Plan tranquilo para variar

LT: ¿Como te ves dentro de 10 años?
MJ: Igual de loca que ahora pero con algo más de estabilidad xD

LT: Yo creo que conseguirás lo que te propongas. Se nota que eres una chica muy inteligente y con un buen futuro por delante. ¡Ánimo!
Que no falta nunca en tu nevera…
MJ: El zumo natural exprimido del mercadona… te lo juro le meten droga a esas naranjas porque el vicio que le tengo no es normal...

LT: Plan perfecto para un viernes.
MJ: Salir a tomar algo, pretender volver pronto a casa y acabar volviendo el lunes.
LT: Desde luego que eso es planazo... jejeje... ¿Y para un domingo?
MJ: Ir de excursión a algún lado.

LT: ¿Qué te hace reír a carcajadas?  
MJ: Cualquier chiste malo

LT: ¿Qué no te gusta?
MJ: Nuche… las cosas tristes
LT: Estoy contigo. Triste ya es de por si la vida, como para ponerle más dramatismo.
MJ: Pues si. No me gustan los malos rollos, ni las cosas tristes. Ya te dije antes, me gusta ser feliz y disfrutar.

LT: Eres un desastre en…
MJ: Casi todo xD voy tropezando por ahí… me olvido de las cosas… fijo que buscas desastre en google y salgo yo ahí en primera fila

LT: Cuando tenías 15 años…
MJ: Quería tener 30
LT: Paradojas de la vida, cuando llegamos a los 30 queremos volver atrás. Hablando de juventud y años pasados, ¿cuál era tu Spice Girl favorita?
MJ: La rubia

LT: ¿Qué sueles leer?
MJ: Cualquier cosa que me pongan delante, aunque me gusta mucho leer fanfics de Harry Potter.
LT: Por cierto, muy bonito tu bolso.
MJ: Si, es de Harry Potter.

LT: Si te levantas tempranos estás…
MJ: Modo zombie hasta el primer ( o tercer ) café

LT: ¿Tu olor favorito?
MJ: El olor de los pueblos a leña quemada.
LT: Tendríamos que irnos con Lena de vacaciones: ella quemando pueblos y nosotras oliendo... ^^
MJ: ¡Qué loca eres!

LT: Nunca le he dicho a nadie…
MJ: Que en verdad soy así de loca… no necesito beber para estarlo

LT: Cuando llueve, ¿qué te gusta hacer?
MJ: Caminar con tranquilidad bajo la lluvia.
LT: Si, es agradable esa sensación.
MJ: Además me encanta el ruido de los truenos...

LY: ¿Y en verano?
MJ: Ir a la playa, estar al aire libre y hacer cosas (bueno en realidad en cualquier momento.. pero en verano me arranca una sonrisa)

LT: Le tienes miedo a… por…
MJ: Tirarme desde un barranco al río y caer mal.. >< le tengo pánico a esas cosas y con lo gafe que soy...

LT: ¿Super héroe favorito?
MJ: Me gusta mucho el capitán américa y está to buenorro... <3
LT: Me lo apunto... siempre es agradable ampliar la lista de posibles maridos.
MJ: jajajajajaa... pero le ví yo primero... jajajaja

LT: Bueno, bueno... habrá que verlo... soy irresistible. Esto va terminando Maria, a ver, que valoras positivamente y negativamente de una persona.
MJ: Lo alegre y sincera que sea, odio a la gente falsa o que no habla, vale que yo lo hago por dos… pero esa gente que usa monosílabos y no da conversación… la odio !

LT: Creíste no llegar a la última pregunta porque…
MJ: Quiero ir a comer… y era tentador dejarla a medias… pero ya que estaba puesta.. ahora comeré por dos para compensar
LT: ¡Te has comido mis tartas!
MJ: Pero ahora me espera una buena birra y un buen plato de sushi...

LT: ¿Algo más que añadir?
MJ: Soy fan de Lady Tocinete <3 Quiero un hijo tuyo !!!! (Y comer tarta rica de la que haces <3 )
LT: Hijo no puedo darte, pero si quieres te dejo que me estrujes y me peines mi pelicornio mientras me rascas la barriguita.

¡Qué entrevista más dulce! Me sabe fatal que se tenga que volver a Madrid. La he visto en alguna ocasión y siempre está con esa sonrisa tan agradable. No me he atrevido a decirle que me gustaría compartir más tartas y smoothies con ella. Pero es así. Además presiento que nos entenderíamos.

Voy a ponerme un poco de música. Tengo que pensar en avisar a mi próximo entrevistado. Ya sé quien será. Pero tengo que mandarle un whatsapp con el blythephone.