jueves, 17 de noviembre de 2016

YO SOY ESA, SOY MOON

Mi nombre es Moon. 
Para los que no me conoceis, soy una Blythe de melena ceniza y cadera prominente. 
Esa, amigos, soy yo.


¿Qué os podría explicar de mi? 
Mis compañeras de piso me han puesto el apodo de Panceta. No me parece ofensivo, sé que me lo llaman desde el respeto y el cariño. Sé que me quieren, y eso hace que me parezca la forma más cariñosa de llamarme. A mi me resulta hasta gracioso porque verdaderamente no me parece que haya mayor placer que sentarse uno delante de un buen plato de huevos fritos, patatas y unas buenas lonchas de bacon. 
¡Nada mejor! ¡Sí, señor!
Pero no os penséis que solo me doy esos homenajes... porque también adoro el dulce... solo de pensar en esas cajas de donuts que hace la gran Chef Nezumi Freak, o sus crêpes de nutella con nata y caramelo líquido, o esas bandejitas de sushi... 
¡¡qué rico todooooo!!
Pero no todo es dejarse llevar y comer como si no hubiera un mañana, también hay que hacer deporte y comer frutas y verduras. Hay que compensar un poco. 
Quizás os preguntéis que ejercicios hago yo y como no me gusta pisar el gimnasio, intento adaptar un poco mi rutina... intento caminar todos los días una hora, intento subir y bajar escaleras aunque esto último es lo que más me cuesta. Lo que más me gusta es ponerme música marchosa, especialmente Sia que aunque no es el tipo de música que me gusta, si que es la más acertada para mis bailes sensuales por toda la casa.
Mis compañeras de piso siempre se apuntan, y al final terminan gritándome "Panceta's Powerrrr"... y ahí estoy dándolo todo, sudando como un pollo y maldiciendo el no acordarme de quitarme el vestido de lana para bailar. :p
Cuando no zampo, no bailo, y no paseo, también me gusta escuchar música de relax. Me gusta asomarme al balcón con mis chicos de Suede de fondo... ver pasar a la gente, meterme en sus quehaceres, ver que hacen... sí, es digno de toda una cotilla. 
Pero, ¿a caso no somos todos un poco cotillas? A veces me olvido de chafardear, y cierro los ojos. Sueño con viajes, con conocer otras culturas y comprender su día a día, tan  diferentes a mi, como Pullips, Byuls, Dals  BJD, sueño también con conocer nuevas Blythes que me enseñen nuevas formas de vida, y porque no, conocer algún Blytho con quien compartir mi camino. No príncipes azules ni tonterias de esas, simplemente alguien que me acompañe en mis logros y en mis fracasos. Alguien que solo con mirarme, haga desaparecer todas mis nubes y mis tormentos.
Se me ocurre alguien, pero no es un Blytho. 
Os tendría que confesar quien es él. 
No lo conozco personalmente, le veo en la tele... tan alto, tan delgado, con esos ojos... sé que no es un Blytho porque no le veo tirador para el cambio de ojos, pero no me importa. Yo respeto su cultura nórdica. Y si me conociera... tal vez, solo tal vez, querría compartir algún pollo al ajillo o una buenas albondigas a la luz de la luna.
Pero de esto no quiero hablar todavía. Me siento ansiosa cuando pienso en él. Yo Moon, alias Panceta, muero de amor por un humano. Todo los poros de mi piel se erizan, mis eyechips se vuelven locos y dan vueltas sin remedio, mi melena ceniza se encrespa solo de pronunciar o escribir su nombre... 

¿Qué va a ser de mi? ¿Qué va a ser de esta pobre Blythe? 
De momento me contento con mi rutina diaria, esperando algún día cruzarme con él y poder explicarle lo que yo Panceta González siento por él.

Bueno amig@s, creo que voy a ir a darme un garbeo con las chicas.

Nos leemos pronto. 

No os comais nada que yo no comería. Y no os olvideis, que también hace falta hacer ejercicio y comer verduras y frutas.
Algún día, el mundo será de los Gordisanos...
¡JA JA JA JA JA JA!!

Moon.



No hay comentarios:

Publicar un comentario